El líder de la banda KISS quemó las polaroids de las miles de ‘groupies’ con las que se acostó en su juventud tras conocer a su mujer Shannon Tweed.

Un acto de lealtad llevó a Simmons a quedarse solo con su mujer y su familia, romper con sus adicciones y estar dispuesto a dejar huella en la historia.

En lugar de hundirse en una espiral de adicciones en sus años de juventud, Gene Simmons (25 de agosto de 1949, 71 años) -líder de la banda KISS– optó por centrarse en el primer precepto del viejo lema ‘sexo, drogas y rock and roll’, acostándose con tantas ‘groupies’ como le fue posible, unos encuentros que además se encargó de documentar meticulosamente con fotografías.

«Durante mis años de locura no consumí drogas, pero sí que tuve mucho sexo. ¿Que si me he acostado con 4.800 mujeres? Eso es lo que dicen. Tenía polaroids para demostrarlo, eso desde luego», cuenta el roquero al periódico The Sun.

Sin embargo, tras conocer a su mujer, la modelo de Playboy Shannon Tweed -con la que se casó en 2011 después de 28 años de noviazgo-, la estrella decidió quemar todas esas fotografías para simbolizar su compromiso con la monogamia.

«La mayoría de las fotos fueron quemadas. Shannon y yo las juntamos y las quemamos en una especie de ritual», explica.

No obstante, el momento que cambió radicalmente la vida del roquero fue el nacimiento de sus dos hijos, Nick (27) y Sophie (23), a quienes considera su mayor logro, por encima de la fama y el éxito que ha logrado con KISS.

Gene Simmons en 2021

«Nunca supe lo importante que era tener una familia hasta que Shannon y yo tuvimos hijos. Nunca me había preocupado ese tema, nunca quise casarme o tener hijos. Pero cuando nacieron, lloré en el hospital como una niña. ¿KISS vendió millones de discos? Sí. ¿Somos los cabrones con más suerte del mundo? Tienes toda la razón. Me siento como un hombre en la montaña más alta del mundo gritando con todas sus fuerzas: ‘¿No es genial? ¿Cómo hemos llegado hasta aquí?’ Pero mis hijos son mucho más importantes que todo eso».

El top de los famosos más sexuales

Si bien este top es contrario a las creencias de estas décadas, hemos de anotar que es anecdótico y coincide con la personalidad de cada uno de los nombres de la lista. Es decir, un alto nivel de ego y la facilidad de acceder a las mujeres por una alta exposición, puede hacer que se pierdan los papeles dando lugar a esta clase de ‘records’ poco adorados por las mujeres más feministas.

Las cifras indican que Julio Iglesias no sólo tiene fama de eterno mujeriego. Según un sondeo realizado por la revista Maxim, estuvo con tres mil mujeres durante sus 63 años de vida.

El bronceado cantante habría dormido con alrededor de 66 mujeres por año y con una o dos amantes por semana, según informa el sitio 20minutos.

El primer puesto de este extraño ranking lo ganó Umberto Billo, un portero de un hotel de Venecia que tuvo relaciones (o se jacta de haber tenido) con 8 mil mujeres diferentes. Según contó este hombre, muchas «han cruzado el océano» para verlo.

Lo sigue el astro de Hollywood Charlie Sheen, que tampoco parece haber perdido el tiempo en su corta vida. Con 40 años, tuvo relaciones sexuales con 5.000 mujeres. Por su parte, el cantante Gene Simmons también es una «leyenda del sexo»: asegura haber tenido sexo con 4.600 mujeres.

En el quinto lugar se ubica el cantante Engelbert Humperdinck. Con 3.000 mujeres y unos ojos azules increíbles, empató con su colega Julio Iglesias.

El tenista Ilie Nastase no se quedó muy atrás con las 2.500 mujeres que pasaron por su cama. El actor Jack Nicholson tiene su bien merecida fama de galán: tuvo 2.000 amantes, entre las que se destacan la famosa Angelica Huston, Candice Bergen y Joni Mitchell.

Por el lecho de Lemmy Kilmister, el líder de Motorhead, también han pasado varias. Si bien se llegó a decir que se había acostado con más de 5.000 mujeres, la realidad es estuvo con 1.200.

El noveno puesto es para el jugador de basquet Earvin «Magic» Jonson, seguido por Bil Giman, el bajista de los Rolling Stones.

Para muchos, un top importante puede ser este: Los hombres más ricos en ‘cryptomonedas’