Rani y Sankalp Parihar, una pareja de horticultores de la India, plantaron en su terreno, sin saberlo, una extraña especie de mango, que resultó ser la más cara del mundo. Ahora, para proteger este valioso fruto de los posibles robos, tuvieron que contratar seguridad privada y hasta un escuadrón de perros guardianes.

El tipo de mango que plantaron los agricultores en su huerta del distrito de Jabalpur, en el estado de Madhya Prades, en el centro de la India, es el conocido como Miyazaki, habitualmente producido en Japón.

Este codiciado fruto, también conocido como “huevo del sol”, es considerado el más caro del mundo en términos de mangos, y en el mercado nipón se ha llegado a pagar por unidad un precio superior a los US$50.

El testimonio de los cultivadores

“Me ofreció dos árboles jóvenes y me pidió que los cuidara como a nuestros bebés -narró Sankalp Parihar al medio indio Hindustan Times-. Los plantamos en el huerto sin saber qué variedad de mangos produciría”.

El trabajador agregó que cuando los árboles comenzaron a dar frutos, se dieron cuenta de que eran muy diferentes a todo lo que conocían en materia de mangos. Tan exótica resultó la fruta recién aparecida que, al no reconocerla, Parihar le puso de nombre Damini, el nombre de su madre, a la que quiso homenajear.

“Luego investigamos esa variedad y encontramos el nombre real, pero para mí seguirá siendo Damini”, añadió Sankalp Parihar.

Pero pronto los dos agricultores supieron que cultivar esos frutos de color rojo rubí y un sabor extremadamente dulce que era considerado un artículo de lujo en otras culturas podría traerle problemas.

La noticia de que había un producto valioso en el terreno de los Parihar corrió como un reguero de pólvora en la región y el año pasado, un grupo de ladrones ingresó a su huerto y se llevó de allí dos preciados “huevos del sol”.

Sankalp agregó que este año han empleado cuatro guardias y seis perros para proteger los árboles raros y los siete mangos que han crecido por ahora.

Los agricultores contaron al citado medio indio que les han ofrecido bastante dinero por los frutos, pero que por ahora prefieren no venderlos, para poder agrandar la plantación de mangos Miyazaki.

El árbol que da este exótico fruto: el «huevo del sol»

Puedes leer: Bogotá inicia su WOK Festival para activar la economía local

“Nos contactaron cultivadores de mangos y amantes de esta fruta, y un empresario nos ofreció 21.000 pupias (US$280) por un mango, y un joyero de Mumbai dijo que pagará lo que le coticemos, pero les dijimos claramente que no los venderemos. Vamos a usar las frutas para cultivar más plantas”, narró Rani Parihar.

Los mangos Miyazaki se cultivaron por primera vez en la ciudad japonesa del mismo nombre en 1984. Actualmente, está considerada una de las frutas más costosas del planeta y se encuentra solamente en un puñado de países, como Bangladesh, Indonesia y Filipinas.

El desarrollo de los árboles para llegar al momento de dar frutos requieren un clima cálido y largas horas de sol.

Los mangos Miyazaki, color rojo rubí, son mucho más dulces que los mangos convencionales y tardan más en crecer, por lo que su cotización es más alta que la de cualquier otra especie.

Este mango particular tiene un color rojo rubí y una forma como de un huevo, lo que le da su nombre. Pesan entre 350 y 900 gramos y tienen un 15 por ciento más de azúcar que otras variedades de esta misma fruta, de acuerdo a la información que brinda el medio India Today.