El emprendimiento es una palabra que se ha puesto en la cabeza de todos los habitantes del planeta como la siguiente etapa de la evolución humana. No todos los emprendimientos son altamente rentables, sin embargo, la producción agrícola jamás dejará de ser importante y rentable.

En Japón, el mercado de frutas puede llegar a los centros comerciales y hay tiendas que las ofrecen en formatos de lujo, por lo que regalar algunos de estos manjares a los japoneses o personas de Asia, le puede poner entre los más queridos huéspedes y amigos.

En Japón, los grandes almacenes se alzan imponentes sobre el gentío en las calles. Y bajo tierra, una red de pasajes se despliega como un laberinto. Shinjuku es uno de los distritos más famosos y concurridos de Tokio, y tiene tanto para ofrecerte, que puede llegar a ser un lugar un poco intimidante para ir de compras.

Las principales tiendas de frutas exóticas están en este distrito, por lo que hablaremos de algunas de las frutas más costosas y que se pueden encontrar en estos almacenes o ‘fruit bars’.

Shinjunku Takano

En las tiendas de Takano, se pueden comprar algunas de estas famosas, costosas y deliciosas frutas en presentaciones además insuperables.

Las frutas mas caras: «hashiri»

Las frutas por las que se pagan cantidades astronómicas son las frutas llamadas “hashiri”, que son siempre las primeras frutas de la temporada y las que tienen mejor sabor. En Japón la compra y consumo de fruta está ligada a costumbres sociales y culturales. La fruta tiene un valor especial, se considera un artículo de lujo y tiene una función ritual en la costumbre japonesa de dar regalos.

Ensaladas de frutas en Takano Fruit Bar

Las Uvas más caras del mundo: «Ruby Roman»

La uva más cara del mundo es japonesa y se llama Ruby Roman. Se cultiva en la prefectura de Ishikawa (Isla de Honshu) y se han llegado a pagar más de 9.000 euros por un racimo. De esta variedad de uva solo se generan 2.400 racimos al año y los más económicos puede comprarse por unos 800 euros. Cada racimo tiene 30 uvas, ni una más ni una menos y cada uva pesa 20 gramos, tienen como mínimo un 18% de azúcar y bajos niveles de acidez.

Los melones más caros: «Yubari»

Los melones Yubari son los más caros del mundo. Los primeros ejemplares de la temporada llegan a venderse en subasta por sumas astronómicas. En 2019 se llegaron a pagar más de 40.000 euros por una pareja de melones.

Las Fresas más caras: «Bijin Hime»

Las fresas “Bijin Hime” (que en japonés significa princesa hermosa), son unas fresas de tamaño considerable y una sola unidad puede costar la friolera de 400 euros. Estas fresas tardan un mes y medio en crecer, tienen el tamaño de una pelota de tenis y solo se producen 500 unidades al año. Detrás del precio también se esconden los 16 años de ensayo y error que han tardado sus productores en alcanzar la perfección.
Otras fresas también muy apreciadas son las Sembikiya Queen. Se venden en docenas y tienen un precio de unos 80 euros la caja. Todas tienen una forma perfecta.

A pesar de todo lo visto hay que decir que no toda la fruta en Japón tiene estos precios. Es cierto que es bastante más cara que nuestra fruta, debido principalmente a que la particular orografía de Japón (donde predominan montañas y costa) solo permite que se cultive un 15% de su superficie, y la mayoría de esta se dedica al cultivo de vegetales. En un supermercado japonés de barrio es normal pagar por una manzana 12 euros o 30 euros por un melón.

La fruta que se regala, además de ser una fruta de proporciones perfectas, es cultivada con unos estándares de calidad excepcionales, se embala en un paquete exquisito, donde la fruta se presenta perfectamente colocada y protegida.

Los Mangos más caros: «Taiyo-no-Tamago»

Durante los últimos días el mango Miyazaki ha tomado gran popularidad a nivel mundial, luego de que dos agricultores de la India cultivaron por error varios árboles de esta exclusiva especie, lo que les generó nuevos gastos en su cultivo para proteger la preciosa fruta.

Su historia que se volvió viral a través de redes sociales es parte de nuestra inspiración para este tema. 

Este tipo de mango se caracteriza por su tono rojizo intenso, comparado con el verde y amarillo del normal, conocido en Centro y Sudamérica. Por ser considerado uno de los frutos más caros, es difícil encontrarlo ya que pocos países lo cosechan.

El Mango Miyazaki o mejor denominado como «Taiyo-no-Tamago», además de su color peculiar, el mango también se distingue por su textura delicada y su sabor muy dulce. Mientras que la pulpa es como una gelatina muy suave.

Este es el mango más caro del mundo y suele protagonizar subastas especiales en Japón y de acuerdo con medios internacionales en 2019 una caja de dos mangos fue vendida por la suma de medio millón de yenes (4.500 dólares). 

Un solo mango Miyazaki se puede encontrar en precio cercano a los 50 dólares y en la cultura japonesa es considerado como un obsequio lujo. Antes de ser enviados a distintos países, se someten a una evaluación de calidad y sólo unos pocos seleccionados.

Los mangos se cultivan en el sudeste asiático y se pueden encontrar en Japón, India, Bangladesh, Indonesia y Filipinas. Sin embargo, en México puedes comprar un árbol de importación a través de Mercado Libre (cruza los dedos para que llegue intacto a tu huerta).

Estos países tienen el clima idóneo para que se dé su crecimiento, pues requieren de un clima cálido y estar muchas horas bajo los rayos del sol. El árbol de este fruto posee un nombre específico: «Taiyo-no-Tamago» en la región nipona de Miyazaki.

Los también conocidos como «huevos del sol», se clasifican de manera única y deben pesar alrededor de 350 hasta 900 gramos en un tamaño promedio y tener casi un 15% más de contenido de azúcar que otras variedades.

La sandía negra, la mas cara del mundo

La sandía Densuke se cultiva en la región de Toma-cho (Hokkaido). Por las primeras sandías de la temporada se llegan a pagar más de 4.000 euros la unidad. La producción anual no supera los 10.000 ejemplares y pesan entre 7 y 11 kilos. Su corteza es de color negro brillante, muy lisa, sin manchas ni rayas y su pulpa es de un intenso color rojo y super dulce. Tras la subasta, el resto de la producción se comercializa a más de 200 euros la unidad.

Las sandías cuadradas

Las sandías cuadradas son muy apreciadas en Japón. Se cultivan en la prefectura de Kagawa, en la isla de Shikoku. Para conseguir su forma cuadrada se colocan en unas cajas de vidrio cuadradas cuando empiezan a crecer. Hay que anotar que por dentro son idénticas a las sandías convencionales. Parece ser que uno de los motivos de hacerlas cuadradas es para encajarlas mejor en las neveras…

Las Manzanas más grandes y costosas

La manzana Sekai Ichi es conocida como la mejor manzana del mundo. Cada una pesa un kilo y cuesta unos 25 euros la pieza. Es un cruce de dos variedades (Red Delicious y Golden Delicious). Su circunferencia mide un mínimo de 30 cm.

Manzanas Sekai Ichi, su circunferencia es de 30cm en promedio

Te puede interesar: La pandemia produjo más multimillonarios