Para celebrar el inició de producción del nuevo BMW Serie 2 Coupé, BMW Group Planta San Luis Potosí presentó un vehículo intervenido artísticamente con el diseño del artista plástico potosino Bosco y con la realización de Luis Esquivel y David Fernandes, asociados del área de pintura de la Planta.

Con un diseño exterior atlético y sofisticado, concebido por el mexicano José Casas, el nuevo BMW Serie 2 Coupé se convirtió en el primer lanzamiento de la marca realizado e integrado a la producción totalmente en México. Este hecho fue la inspiración para retratar la esencia y la fusión de dos países: México y Alemania.

Harald Gottsche, Presidente y CEO de BMW Group Planta San Luis Potosí comentó: “Esta obra artística sin duda enaltece el talento que existe en México y todo el trabajo que hay detrás en nuestra Planta para poder alcanzar este gran logro. Quisimos contar esta historia de una manera diferente y qué mejor que hacerlo través del arte para plasmar todas nuestras emociones. La producción de vehículos en BMW Group es arte por sí solo. Los artistas son nuestros asociados, quienes ensamblan cada automóvil con la ayuda de la más alta tecnología”.

El concepto de la obra

El color juega un papel fundamental en la obra. Ambas naciones se ven representadas a través de los colores de sus respectivas banderas. Al frente del automóvil los colores de la bandera mexicana y alemana reflejan el poder de ambos países en temas de ingeniería, diseño y perfección. En el caso específico de México, se incluyó el color naranja para simbolizar la flor de cempasúchil, habitual en los altares del Día de Muertos.

Asimismo, la obra emplea el simbolismo para reflejar el trabajo detrás de la fabricación de este nuevo modelo y el cuidado que la Planta hace del agua y el medio ambiente. A través de la figura del nopal, planta representativa del lugar en el que está situado este centro de producción, representa aquello que se abre paso y crece ante las adversidades.

Un par de siluetas humanas simbolizan el motor de la organización, sus colaboradores que, tras trabajar hombro con hombro, celebran este logro: crear el primer vehículo de BMW nacido en México para enviarlo a todos los rincones del mundo.

“Lo que busqué hacer a través de esta obra fue traducir el colorido de México e integrarlo al espíritu que tiene el auto. Esta intervención es totalmente diferente a lo que estoy acostumbrado a hacer. Por ello fue muy importante trabajar en conjunto con Luis y Daniel, quienes me apoyaron con su experiencia técnica”, señaló Bosco, artista plástico. “Me siento muy agradecido con BMW Group por confiar en mis ideas”, añadió.

Puedes leer: La imponencia del Lamborghini Aventador LP 780-4 Ultimae

La realización de la obra

La realización técnica representó un gran reto, pues el BMW Serie 2 Coupé es un vehículo lleno de curvas y bajo relieves. Eso requirió aplicar hasta cinco capas de algunos colores. Para esta obra en específico, se utilizaron ocho colores distintos, 6.1 litros de pintura automotriz y 2.5 litros de recubrimiento transparente.

Cabe señalar que la aplicación de la pintura sobre este vehículo se hizo completamente de forma manual dentro de la cabina de pintura en el Centro de Entrenamiento de la Planta, aplicando color por color, dejando un tiempo de secado de 30 minutos entre cada capa. Además, requirió de un estricto control de la humedad, temperatura y pureza del aire para mantener la calidad del pintado tan característico de BMW Group. En total, se invirtieron tres semanas en la aplicación de los colores, dos más para la aplicación de la capa transparente y dos semanas más para pulir y trabajar en los acabados de pintura del vehículo.

El nuevo BMW Serie 2 Coupé inició producción el pasado 2 de septiembre de manera exclusiva la Planta de San Luis Potosí.

Te interesará: Peugeot 308 SW, el híbrido que enamorará a latinoamérica