Al ser uno de los primeros en medir los niveles de anticuerpos en la sangre del cordón umbilical para distinguir si la inmunidad es de infección o vacunas, encontró que 36 recién nacidos tenían anticuerpos contra el covid-19 después de que sus madres fueron inmunizadas con vacunas de Pfizer o Moderna, las vacunas de ARNm autorizadas en Colombia para aplicar en esta población.

Para Ashley Roman, obstetra del Langone Health System de la NYU y coautora del estudio, los datos podrían ayudar a alentar a más mujeres a vacunarse durante el embarazo.

Puede interesarte: Pfizer presenta los resultados de sus vacunas con menores de 11 años

Según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades – CDC, apenas el 30 % de las mujeres embarazadas entre 18 y 49 años están vacunadas a pesar de la creciente evidencia de la seguridad de las vacunas prenatales.

Por ahora, el equipo está analizando los resultados de un grupo más grande, así como la duración de la inmunización de los bebés después del nacimiento. «Publicamos estos datos relativamente pronto porque es un hallazgo único y tiene importantes implicaciones para el cuidado de la salud», dijo Roman y agregó que en este momento están recomendando que todas las mujeres embarazadas reciban la vacuna para beneficio materno.

El estudio, publicado en ‘American Journal of Obstetrics & Gynecology-Maternal-Fetal Medicine’, fue realizado en 36 recién nacidos cuyas madres recibieron una de estas vacunas durante el embarazo. El resultado encontró que el 100 por ciento de los bebés tenían anticuerpos protectores al nacer.

Los autores del estudio observaron los niveles más altos de anticuerpos en la sangre del cordón umbilical de las madres que estaban completamente vacunadas durante la segunda mitad de sus embarazos. Con esto, se proporciona evidencia de inmunidad transferida a los recién nacidos, que se correlaciona con la protección contra la infección de los bebés durante los primeros meses de vida.

Puedes leer también: La OMS abre centro de inteligencia sobre pandemias en Berlín

La doctora Roman y sus colegas han confirmado la fuerte evidencia de que las vacunas de ARNm son seguras durante el embarazo. El estudio no encontró mayores riesgos ni complicaciones en el parto o riesgos identificables para el feto entre quienes recibieron la vacuna.

En el estudio actual, aunque el tamaño de la muestra es pequeño, «es alentador que los niveles de anticuerpos neonatales sean altos si las mujeres están vacunadas», explica Jennifer L. Lighter, profesora asociada en el Departamento de Pediatría, epidemióloga del hospital de Hassenfeld Children’s Hospital en NYU Langone, y autor principal del estudio.

Disfruta Disney+ hoy mismo, crea tu cuenta en este link